viernes, 28 de abril de 2017

jueves, 27 de abril de 2017

60

Querían destituir al presidente en el Parlamento sin los apoyos suficientes.
Iba a ser una locoMOCIÓN de censura.

miércoles, 26 de abril de 2017

PROTECTORES

La izquierda se ha pasado veinte años despotricando (acertadamente, en mi opinión) contra la globalización y el libre comercio, intentando señalar sus dos principales inconvenientes: la generación de desigualdades y la deslocalización de las empresas. Lo han hecho en las instituciones cuando han estado en la oposición (no en el gobierno, con contadas excepciones) y lo han hecho en las calles y en los foros de discusión internacional.
Ahora resulta que llega la extrema derecha (Trump, Le Pen), y aunque está claro que hacen un ejercicio de contradicción y cinismo supremo, succionan ese discurso y lo reformulan, diciendo claramente: vamos a gobernar nosotros y apostamos por el proteccionismo, por los aranceles y las cuotas a la importación, por no deslocalizar las empresas y por aumentar el mercado interno, de consumo y de trabajo.
Nos comieron el pan. Es como cuando te has estado “trabajando” a un chico o una chica toda la noche y en el último momento, aprovechando el Estado Favorable que has creado, llega otro u otra y te l@ levanta.
La izquierda, titubeante, no se atreve a hacer este nítido discurso suyo después de 35 años dando la matraca; lo más que ofrece son tímidas políticas económicas expansivas, keynesianas, en el contexto de la economía de mercado.
¿Por qué?
¿No es ahora el tan esperado momento de poder ofrecer una alternativa en política económica, aunque sea tímida y pequeña, aunque reformadora no rupturista? Esa alternativa que, con razón, siempre se han lamentado de ser difícil de imaginar.
¿No se llevaría la izquierda el caudal de votos que se está apuntando el enemigo al movilizar al ingente electorado que vota por estas políticas?

59

Utilizó para atraerle toda su arPILLERÍA pesada.

martes, 25 de abril de 2017

jueves, 20 de abril de 2017

martes, 18 de abril de 2017